Factor Regenerativo

Logo-Factor-Regenerativo-1

Herramientas kinésicas con mayor evidencia científica

 

Factor-Regenerativo-Rehabilitacion-traumatologica-02

 

Varios profesionales de nuestro equipo son Kinesiólogos universitarios, han estado relacionado con investigación, clínica, docencia y capacitación en kinesiología; por lo mismo, hemos podido apreciar diferentes dudas en colegas y alumnos, que nos realizan las siguientes preguntas en cuanto a las herramientas kinésicas:

 

¿Qué técnicas kinésicas son más efectivas para disminuir dolor? ¿La fisioterapia tiene evidencia científica? ¿Cuánto se demora el traspaso del conocimiento generado por investigaciones universitarias hacia la aplicación en centros públicos? ¿Es necesario actualizar mis conocimientos en kinesiología? ¿Es lo mismo nivel de evidencia que grado de recomendación? ¿El ejercicio físico, la terapia manual y la fisioterapia son herramientas eficaces?

 

A continuación, pretendemos entregar respuestas a estas y otras inquietudes muy frecuentes, dejando más claro estos temas, al abordarlos de una forma profesional y simple para todos nuestros lectores, además incentivando la discusión de este interesante y debatido tema.

 

Primero que todo ¿Es lo mismo nivel de evidencia y grado de recomendación?

El nivel de evidencia depende del tipo y calidad del estudio o artículo científico que respalda una hipótesis o afirmación; en cambio el grado de recomendación, se enfoca en aplicar ese conocimiento en específico.

Es necesario aclarar que hay varias escalas de niveles de evidencia y grados de recomendación, pero la más utilizada y avalada es la escala de Oxford del Centre for Evidence-Based Medicine.

 

Levels-of-Evidence-Oxford-Centre-for-Evidence-based-Medicine-March-2009-107

 

¿Qué se debe aplicar o utilizar en Kinesiología, para entregar un servicio de calidad y efectivo hacia el usuario?

Independiente de la técnica o herramientas kinésica que se utilice, se debe analizar el nivel de evidencia científica que la sustenta, por ejemplo se considera adecuado basarse en un nivel de evidencia Ia (revisiones sistemáticas o metaanálisis) y/o Ib (ensayos clínicos controlados aleatorizados) y grado de recomendación A (extremadamente recomendado, basado en un nivel de evidencia I), según la escala de Oxford.

 

Teniendo en consideración estos antecedentes, nuestro abordaje kinésico se acota a unas cuantas herramientas y técnicas que son más eficaces, para resolver los problemas de salud a nuestros usuarios.

 

¿Cuáles son las técnicas, habilidades o herramientas kinésicas con un nivel de evidencia I y grado de recomendación A?

Se debe plantear, que es sumamente difícil encontrar un estudio científico con una muestra homogénea, en el área de la neurokinesiología, ya que los problemas del control motor son muy amplios, incluso en usuarios que padezcan de la misma lesión.

Por lo tanto limitaría las investigaciones con un nivel de evidencia alto y a veces nos basamos en un estudio de caso (nivel de evidencia III o IV), lo mismo ocurre en el área intensivista y oncológica; ya que éticamente no se puede dejar sin tratamiento a estos usuarios (grupo control) o realizar una terapia alternativa con menor grado de recomendación.

Por otra parte, las técnicas, habilidades o herramientas kinésicas con un nivel de evidencia I y grado de recomendación A, que se sustentan en varios artículos científicos de los últimos 5 años, se pueden dividir en tres áreas:

 

1) Terapia Manual y/o Quiropraxía, con un enfoque en usuarios con alteraciones artro-miofacial-osteotendíneas (AMFOT).

 

Factor-Regenerativo-terapia-manuale

 

2) Prescripción adecuada del ejercicio físico, enfocado en usuarios con enfermedades cardiometabólicas y alteraciones AMFOT.

 

Factor-Regenerativo-beneficios-de-la-electroterapia-en-la-recuperacion-de-lesiones

 

3) Algunos agentes fisioterapéuticos, tales como, electroterapia (TENS, TIF y corrientes rusas), mecanoterapia, termoterapia (compresas húmedo calientes), crioterapia (cold pack) e hidroterapia (baños de contrastes, turbión, tanques de hubbard y piscina), destinado a disminuir dolores corporales, controlar procesos inflamatorios, aumentar movilidad y fortalecimiento muscular.

 

Factor-Regenerativo-beneficios-de-la-electroterapia-en-la-recuperacion-de-lesiones

 

Entonces, ¿Existe la Kinesiología Basada en la Evidencia?

El concepto Salud Basada en la Evidencia, se acuñó por primera vez por el Dr. David L. Sackett en el año 1990 (hace 26 años), quien fundó el primer departamento de Epidemiología clínica en la universidad de Mc Master en Ontario (Canadá) y The Oxford Centre for Evidence Based Medicine.

Lo que nos ha llamado la atención es que el concepto Kinesiología Basada en la Evidencia no tiene más de 5 a 10 años y para muchos colegas y alumnos de kinesiología, es una corriente nueva, reflejando lo obsoleto de nuestro conocimiento (el 50% de nuestro conocimiento aprendido hace 5 años está en esa situación), es solo cosa de revisar las guías clínicas de varios ministerios de salud y revisar su bibliografía que en ocasiones es del año 1980 y con unos cuantas líneas básicas del quehacer kinésico.

Pero lo más lamentable, es que el principal afectado, son nuestros usuarios por el deficiente servicio que se entrega, por lo tanto es responsabilidad de todos buscar las diferentes opciones para mantenerse actualizado y aplicar ese conocimiento con criterio.

 

Invitación

 Si deseas obtener más información sobre cómo recibir una rehabilitación con grado de evidencia que pueda solucionar tu lesión, no dudes en comunicarte con nosotros. Estamos aquí para apoyarte en cada paso del camino hacia la recuperación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *